domingo, 4 de febrero de 2018

¿QUÉ ES LA INDEPENDENCIA ECONÓMICA?


Es el segundo principio doctrinario del Nacionalismo. Es un acto soberano que consiste en desligar a un país del capitalismo plutocrático usurero y expoliador de riquezas, y por ende establecer una economía sana, orgánica y natural al servicio de los intereses del Pueblo.

En el plano estrictamente económico, el Nuevo Orden Mundial ejerce el dominio de los pueblos a través de la práctica del préstamo a interés como así también a través de la imposición de corporaciones multinacionales que usufructúan riquezas y recursos naturales para un beneficio propio. Conceptualmente hablando el préstamo a interés es el invento más perverso del Poder Mundial del Dinero. Es una práctica a-moral porque genera dinero de la nada, sin ningún tipo de esfuerzo productivo.

La usura es la que posibilita la vida de zángano de una minoría poderosa, los grandes banqueros internacionales. Este diabólico sistema tiene como único y gran deseo el ansia insaciable de lucro, la dominación de las naciones con deudas cada vez más abultadas por la lógica del crecimiento exponencial de la usura. Porque en la “cultura del endeudamiento permanente” dichas deudas se refinancian al no poseerse una capacidad de pago real, y por consiguiente crecen a un ritmo cada vez más desorbitado.

Para la cosmovisión nacionalista el Capital debe servir a la economía y la economía debe servir al Pueblo, estableciendo el Estado reglas de juego claras y conforme a exigencias éticas y socialistas. El Estado no debe por sí mismo actuar en la economía, debe ser el regulador, el conductor y guía de la misma en el más elevado de los sentidos. Por ende debe reemplazar el actual sistema capitalista expoliador por un sistema capital-socialista y en el marco de un Nuevo Orden social-patriótico. La condición determinante sería que tanto el Capital como el Trabajo -en estrecho y mancomunado abrazo- sean el motor de la grandeza de la Patria.

Para lograr la Independencia Económica y establecer así una economía natural conforme a un desarrollo sano y orgánico se deben poner en práctica ideas-fuerzas vitales:

1°) Ejercer Soberanía propia sobre la Moneda Nacional.
2°) Reemplazar el patrón Peso-Dólar por un patrón Peso-Trabajo.
3°) Emitir dinero en función de los bienes reales existentes.
4°) Criminalizar la práctica de la usura y toda clase de especulación o agiotismo económico.
5°) Nacionalizar los resortes fundamentales de la economía.
6°) Promover una fuerte Industria Nacional, sector liviano, pesado y tecnológico-científico.
7°) Eliminar el sistema impositivo regresivo para establecer uno de carácter progresivo.
8°) Suplantar el sistema de Sociedades Anónimas por el de Responsabilidad ante el Estado.
9°) Desarrollar el comercio exterior en base a la producción nacional.
10°) Propiciar una Reforma Agraria para beneficio exclusivo de los argentinos.
11°) Desligar a la Argentina de todo organismo financiero internacional.
12°) Realizar una investigación parlamentaria sobre la ilegalidad de la Deuda Externa.

El despótico accionar del Nuevo Orden Mundial y sus tecnócratas cipayos de turno son los que nos impiden los beneficios del trabajo y la explotación de nuestras riquezas, condenándonos a que tengamos una vida de esclavos y miserables. Por eso, para alcanzar la tan anhelada felicidad del Pueblo y la grandeza de la Patria es fundamental lograr la liberación absoluta de toda forma de colonialismo económico, poner en práctica y sin ningún tipo de concesiones la Independencia Económica.



Darío Coria, Secretario de Educación y Cultura del Partido Bandera Vecinal. Conductor del programa radial partidario "Estirpe Nacional".

04-02-2018

No hay comentarios:

Publicar un comentario