lunes, 8 de enero de 2018

¿QUÉ ES LA PATRIA?


Patria proviene del latín Pater, Padre, y hace referencia a la Tierra de los Padres, en cuanto a un origen propio que tiene en cuenta fundamentalmente una herencia de sangre y un territorio donde se ha nacido. Pero desde ya que la definición se hace mucho más abarcativa.

Teniendo en cuenta esa sangre y ese territorio, la Patria es una síntesis verdaderamente transcendental, indivisible y con fines propios a cumplir. Y al estar en el Espíritu de todo un Pueblo es un “encontrarse a uno mismo”, vale decir, sentirse reconocido en una Tradición, en Valores, Nobles Principios como así también en Arquetipos o Referentes Históricos que marcaron un camino de grandeza en cuanto a un claro ideal de Comunidad Nacional.

En la Patria se debe ver un Destino, una empresa colectiva siempre en marcha, una misión en la Historia, una misión en lo universal, grandes anhelos, sueños y esperanzas de dimensiones míticas que calan profundo en el Espíritu de un Pueblo. Y todo ello para la consolidación y desarrollo de una Nación que se forja y que se nutre con acciones que van formando tejidos por tradiciones y por lazos ancestrales. Por eso es un error conceptual identificarla solamente con aquello físico o tangente como lo territorial o lo hereditario sanguíneo.

La Patria siempre va a estar indiscutiblemente vinculada con un territorio nacional. Y los símbolos patrios más representativos (la Bandera, el Himno, el Escudo, la Escarapela) son los que se imponen gallardamente para ser respetados y valorizados como los máximos emblemas que cobijan los más elevados propósitos de realizaciones. Y dentro de la familia del término analizado, el patriotismo es una forma de pensar, de sentir y obrar.

No se hacen patriotas con discursos. Se es verdaderamente patriota o nacionalista solamente por el alto grado de sacrificio que se está dispuesto a hacer por la Patria. Y para que exista un verdadero Patriotismo y un verdadero Nacionalismo se debe poseer una aguda sensibilidad social. Debe haber un total desprendimiento de egoísmos sectoriales que nos haga ver que antes que nada primero está el Bien Común Social, la felicidad y el progreso de todo un Pueblo. En definitiva, la Patria la constituyen nuestros hermanos connacionales unidos por una misma Sangre y por un mismo Espíritu.

Todos los Hombres y Mujeres deben ser solidarios, deben trabajar incansablemente para que no haya ni un solo infeliz que sufra el desamparo y la desgracia. Y la principal responsabilidad le cabe al gobernante, a aquel que si se digna estar a la altura de esa gran hora entonces será considerado como legítimamente nacionalista. Es que si el Estado quiere tener hombres patriotas primero debe levantarlos, debe dignificarlos, debe darles todo lo que necesitan y que por sí mismos no pueden conseguir.

Y cuando esto ocurra, de manera natural se habrá realizado el aseguramiento de un Pueblo sano, de un Pueblo fuerte, de una Nación vigorosa, valiente y patriota con honda emoción y pleno orgullo, capaz de morir si es necesario para defender la dignidad y el decoro de la Patria, lo que se podría decir defender una verdadera llama de la argentinidad



Darío Coria, Secretario de Educación y Cultura del Partido Bandera Vecinal. Conductor del programa radial partidario "Estirpe Nacional".

08-01-2018

No hay comentarios:

Publicar un comentario