domingo, 6 de diciembre de 2015

HEBE DE BONAFINI Y EL DESPRECIO A LOS ARGENTINOS


  Luego del triunfo de Mauricio Macri en el balotaje presidencial del 22 de noviembre, la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe Pastor de Bonafini, llamó a marchar contra el electo presidente en Plaza de Mayo el mismísimo día de su asunción, el 10 de diciembre.

  En declaraciones recientes, de corte verborrágicas y autoritarias, al más puro estilo dictatorial cubano o venezolano, señaló básicamente repudiar la presencia de Macri en la Casa de Gobierno; que no hay que dar un paso atrás; que resistir es combatir; que es un enemigo peligroso. Y en particular quería detenerme en esta frase que dijo: “El jueves 10 de diciembre asume Macri: ese día a las 15.30 estaremos en esta Plaza, pero no va a ser como hoy; vamos a dar comienzo a 'Ni Un Paso Atrás – Resistir es Combatir'. Nosotros dejamos las Marchas de la Resistencia cuando no estaba más el enemigo en la Casa de Gobierno, Néstor era nuestro amigo, por eso las dejamos. Pero ahora que volvió el enemigo hacemos esta marcha para que el viernes 11 cuando venga a la Casa de Gobierno nos encuentre aquí, al pueblo marchando, repudiando su presencia en esta casa y a ellos, que hablan de legalidad y hacen todo ilegal".

  Realmente declaraciones totalmente repudiables, anti-democráticas, bien despreciativas de los argentinos en el sentido de que las mismas no respetan mínimamente la voluntad popular con el resultado final del balotaje. Pero encima habla de ilegalidad como si el gobierno de Néstor y de Cristina no han cometido actos de ilegalidad, inclusive ella misma con el escándalo de Sueños Compartidos y con el negocio de los pretendidos Derechos Humanos. Es que si hay algo que ha caracterizado estos 12 años de gobierno kirchnerista es la impunidad, la mega-corrupción, el cinismo, el autoritarismo y la persecución al que piensa distinto.

  Hebe de Bonafini es la que en su momento se alegró públicamente por la tragedia humana del atentado terrorista a las Torres Gemelas de EEUU, en el año 2001. Es la que celebró con la muerte del Papa Juan Pablo 2°, en el año 2005, deseándole que se queme vivo en el infierno. Es la que en varias oportunidades reivindicó abiertamente a la organización terrorista y separatista ETA como así también a las FARC. Es la que permanentemente hace apología de la violencia reivindicando a las organizaciones guerrilleras marxistas que tanta tragedia trajeron al país en las décadas del ’60, ’70 y principios de los ‘80. Es la que en el año 2007 había declarado que los ex-combatientes de Malvinas eran todos unos ‘fachos’ (utilizando sus propias y recordadas expresiones), que no tendría que haber vuelto ninguno. Es la que también pidió una fuerte represión a los ruralistas en el conflicto con el campo en el año 2008, acusándolos absurdamente de golpistas.  

   Pero ¿quién es realmente este personaje? Es la predilecta y protegida de Cristina Fernández de Kirchner. Fue una de las fundadoras de ‘Madres de Plaza de Mayo’, quiénes llevaron adelante sus conocidos reclamos durante la última dictadura militar. Supuestamente (y según sus propias declaraciones) enviudó en 1982 de Humberto Alfredo Bonafini luego de 40 años de casados, a lo largo de los cuales tuvieron tres hijos: Jorge Omar, Raúl Alfredo y María Alejandra. Y también, según la propia Hebe, sus hijos Jorge y Raúl desaparecieron durante la última dictadura. La conducción de las Madres nunca fue democrática ni mucho menos, lo que llevó a la separación de esta organización en dos ramas, la liderada por Hebe que conservó el nombre y la otra denominada ‘Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora’. Respecto a la ''democracia'' ejercida por Hebe en sus funciones de presidenta, Estela de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo afirmó en su momento: “Yo no comparto más actos con Hebe por dos razones: para no contestarle en público y para no ser testigo muda y pasar por su cómplice. Alguna vez ella se comparó con Videla y cuando Matilde Artés dice que es dictatorial se refiere a la forma en que maneja la Asociación, la que no lava los platos es encerrada y la que no aporta dinero es expulsada”.

   Y en referencia a la supuesta desaparición de Jorge y Raúl, los hijos de Hebe con Humberto Bonafini, es realmente llamativo y curioso lo siguiente: En el año 2002 el fallecido periodista Bernardo Neustadt entrevistó al esposo de Hebe de Bonafini, en donde éste confirmó que tiene residencia en Europa, al igual que los hijos que tuvo con Hebe (que supuestamente estaban desaparecidos), los cuales viven en Francia y que mantiene con ellos una buena relación, a diferencia de su ex. En ese reportaje del año 2002 realizado por Neustad, el ex esposo de Hebe señaló: "Me extraña lo que dice y hace mi ex mujer. Antes de anoche, cené con mis hijos Jorge y Raúl, en la "Posada de Juanillo" aquí en Madrid, precisamente frente a la casa del actor Héctor Alterio que junto a su señora estaba ubicado en una mesa frente a nosotros''. También afirmó: ''Mi ex mujer que se casó conmigo odiando mi ideología desarrollista, todos saben que admiré a Don Arturo Frondizi toda mi vida, fabricaba disputas todos los días. Cuando me divorcié le prohibí el uso de mi apellido''. ''Sinceramente creo que el odio la enfermó mentalmente. Ella debe hacer esto por los hijos de otras madres". ¿Y entonces? La pregunta se impone sola ¿no era que tenía dos hijos desaparecidos?

   Por otra parte, en febrero del 2014, la Auditoría General de la Nación presentó en su momento un lapidario informe acerca de los desmanejos ocurridos en el programa Sueños Compartidos de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, en el que advirtió sobre millonarios desvíos a cuentas de sus ex apoderados, Sergio y Pablo Schoklender, y las abultadas deudas que mantiene la Asociación. De acuerdo a la investigación, que abarca el período entre 2005 y 2011, el Estado Nacional otorgó a la Fundación Madres de Plaza de Mayo un total de 1.295 millones de pesos para el programa de construcción de viviendas, gerenciado por los hermanos Schoklender, lo que se tradujo en la construcción de 4.757 viviendas, y de las que apenas 822 fueron adjudicadas.

  Para la AGN, el manejo del dinero por parte de la organización dirigida por Bonafini fue para nada transparente, con falta de controles por parte del Gobierno Nacional para asegurarse la correcta aplicación de los fondos nacionales. Justamente, los Schoklender eran los encargados de manejar el dinero. El informe detalló pagos a Sergio Shocklender por un total de 23 millones, mientras que a Pablo Schoklender se le otorgaron 13 millones. La constructora que ambos tenían, Meldorek, recibió 4,4 millones. En ninguno de los casos el desembolso del dinero estuvo vinculado a gestión de obra, lo que pudo ser probado. Además, la Auditoría General de la Nación constató pagos a funcionarios públicos tanto a nivel nacional como provincial, que tenían la responsabilidad de aprobar y controlar las gestiones relacionadas con las obras de la Fundación Madres de Plaza de Mayo. El informe, que auditó construcciones realizadas en las provincias de Santiago del Estero y Chaco, la ciudad de Rosario, los distritos de Tigre y Ezeiza, así como la Villa 15 en Capital Federal, también denuncia la falsificación de documentos –especialmente la firma de titulares de ONG que iban a ser beneficiadas– y las fallas en los mecanismos de adjudicación de las viviendas, que dieron a lugar a arbitrariedades y clientelismo.

  A su vez, otra de las observaciones del peritaje hizo hincapié en la deuda que mantiene la Fundación con el personal que trabajó en las construcciones, una deuda que asciende a cifras millonarias entre pago de haberes y aportes previsionales. Por ejemplo no se hicieron los aportes previsionales de los trabajadores que construyeron 822 viviendas certificadas, debiéndosele así al Estado unos 110 millones de pesos que en realidad se transforman en 237 millones de pesos si se actualiza el monto. La AFIP le otorgó a Bonafini un plan de facilidades de pago de 108 cuotas para regularizar esta situación, pero, hasta la fecha, ninguna cuota fue abonada.


  Esta es Hebe Pastor, alias Kika. Una cínica, una estafadora, una guaranga, una patotera, una autoritaria. La predilecta y protegida a lo largo y a lo ancho del gobierno kirchnerista. Un personaje que al calor de tanta impunidad desafió y sigue desafiando a los argentinos. Es la que desprecia la voluntad popular haciendo permanentemente apología de la violencia y del terrorismo. ¿Pero saben qué? Es la que sin lugar a dudas va a rendir cuentas a la Justicia… porque en la vida todo llega.

     

Darío Coria, Secretario de Educación y Cultura del Partido Bandera Vecinal,
Conductor del programa radial partidario “Estirpe Nacional”

06/12/2015